24 de octubre: contra la LOMCE,…pero resignados


huelgaoctubre

Una nueva huelga de la enseñanza está convocada para el próximo día 24 de octubre. Es uno de los últimos esfuerzos de la ciudadanía para poder parar una ley que va a legalizar el deterioro de la enseñanza pública, el desamparo de los estudiantes más necesitados, el control de la iglesia sobre determinados aspectos del currículo y la creencia generalizada de que estamos ante unos políticos que han perdido la vergüenza y que en poco menos de tres años han sido capaces de poner casi fin a la educación pública, la sanidad pública o los servicios sociales, con rebaja generalizada de sueldos y pensiones. Y lo que es más desilusionante: sin capacidad de respuesta por parte de la ciudadanía para parar estas fechorías.

Otra huelga. Y tú qué, ¿te apuntas? Es esta una huelga que cuelga de tres patas: profesorado, estudiantes y familias, y que presumo participarán en medida desigual. Mucho me temo que entre el profesorado ( al menos por estas islas) cunde la desmotivación, el desinterés y que, muy posiblemente, una mayoría optará por quedarse en el centro de trabajo ante la perspectiva egoísta de perder 100 euros. Personalmente, me parece decepcionante la pasividad con que el profesorado está asistiendo al desmantelamiento de la enseñanza pública. Hemos ido aceptando con resignada educación al recorte de salarios, al aumento de horas de trabajo, al aumento de alumnos por aula, al intento de imponer una ley a costa del esfuerzo del profesorado al que se presiona con la obligatoriedad de nuevas programaciones, rúbricas varias y plataforma digitales que enmascaran la ausencia de inversión en reciclaje del profesorado (al menos en Canarias). Creo que, nosotros los profesores y profesoras, no hemos sido capaces de entender que estamos al servicio de unos chiquillos y unos jóvenes que se están jugando su futuro; que no hemos sido capaces de entender que las capas más pobres de la sociedad están en nuestras manos a la espera de que sepamos abrir caminos y conciencias y no caer en la amarga resignación. Nosotros profesoras y profesores estamos siendo capaces de aguantar dos semanas con la ausencia de 9 profesores ( de 50), aguantamos un mes sin sustitutos, y no somos capaces de decir “basta”. ¿Hemos perdido nuestra tradicional capacidad crítica frente al poder? Por esto y por muchas decepciones más, creo que esta huelga entre el profesorado, pasará desapercibida, con algún que otro docente que no hará huelga pero esperará ansioso que los estudiantes vacíen las aulas y de paso, no trabajo pero me gano el sueldo sentado. Triste pero cada vez más cierto.

¿Y los estudiantes? Creo que afortunadamente, al igual que en la anterior huelga contra la LOMCE, nos volverán a señalar el camino: varios días de lucha, asambleas para sensibilizar a los compañeros, acciones puntuales para llamar la atención, y serán ejemplo para la mayoría de los profesores. Hace unos meses escribía que el alumnado había dado  en aquella ocasión una lección al profesorado. En aquella ocasión, y seguramente volverá a pasar, el profesorado (en mucha cantidad) había preferido mirar al bolsillo mientras los estudiantes miraban al futuro ¿Volverá a pasar?

Y por último las familias. Serán una parte muy importante para que una acción como la del 24 de octubre tenga éxito. Padres y  madres que saldrán a la calle para reclamar que sus hijos no se queden en el camino, padres y madres que gritarán en la calle para que el puto autobús o la puta guagua, en esta caso, que no se puede pagar, o las putas matrículas que ya muchos no pueden afrontar no sean impedimento para que muchos de nuestros chicos y chicas no se queden en el camino.

Al final del día, en las manifestaciones, me queda la esperanza de que podamos confluir muchos de los que aún confiamos en la escuela pública. Al final del día, en plena calle espero que seamos muchos los que volvamos a exigir a Wert y su cuadrilla que pongan fin a la muerte casi anunciada de la enseñanza que queremos para todos.

Al final del día, ojalá que padres, alumnos y profesores volvamos a coger impulso para la batalla final, que estamos a punto de perder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s