45 años de historia San Pedro Mártir: fútbol entre cañas y tomates (4)


El Doctoral también juega

En esos años 60 muchos aparceros se empiezan a asentar en la zona de Doctoral, más concretamente en lo que sería conocida como Cercados Jiménez, propiciando que se creara la necesidad de una escuela, lo que es hoy el C.P. Ansite, inaugurado en el año 1968. Sería uno de los profesores destinados a este centro, Don Juan Martín, el que empieza a organizar a los jóvenes de esta zona, dando forma a un equipo de fútbol, que en aquel momento fue bautizado como Doctoral Atlético, que posteriormente participaría en las competiciones de fútbol aficionado de la zona sur de la isla. La llegada y creación del C.D. San Pedro Mártir estaba muy próxima.

De los inicios de aquel Doctoral Atlético y recurriendo a periódicos de la época podemos entresacar el himno que aquel equipo llevaba por los campos, un himno compuesto por el entonces joven Salvador Santana:

Somos jóvenes alegres

Y nos sobra voluntad

Y en unión hemos formado

El Atlético Doctoral.

Con bravura y valentía

Salimos siempre a jugar

Dejando en todos los campos

El rostro de la amistad

¡Doctoral, Doctoral, Doctoral!

……………………………….

En el año 1970 podía leerse en los periódicos de la época lo siguiente: “Doctoral es un barrio que crece a gran velocidad, que se prolonga y que se hace grande. Hacia 1960, -solo diez años atrás- se le conocía como un rincón muy bonito junto al Barranco de Tirajana. Comenzó entonces la inmigración de las gentes que iban al Sur para encontrar un trabajo mejor y bien remunerado. Esos visitantes que posteriormente fabricaron su vivienda, quedaron ya definitivamente vinculados a Doctoral, formando parte de su población activa.” Y el artículo más adelante concluía: “Que ya Doctoral tiene aspecto de gran urbe y debe preocuparse por mostrar al visitante las mejores condiciones. …. En Doctoral hace falta una iglesia y un club para que así todos unidos nos conozcamos más, unirnos como debe ser y hacer del barrio una hermandad”.

En ese año de 1970 los jóvenes inquietos y ávidos de cultura suspiraban por la necesidad de tener espacios de encuentro para dar a conocer sus iniciativas. Tenemos noticias de la puesta en escena de la obra “El Inocente” de Salvador Santana que ya empezaba a ser conocido por sus andanzas musicales y ahora como autor teatral. A él se unirían los intérpretes Diego Guedes, Loli Arbelo, Nivaria Rivero, Juan García, Celia Arbelo, o José Arbelo.

Empieza a ser unánime la necesidad de un Teleclub donde reunirse (los teleclubs eran los centros culturales que se ofrecían en la época). Se comienzan las gestiones, se recaban fondos. Ya en esa época, el maestro Juan Martín, hablaba en la prensa de la falta de lugares apropiados para desarrollar todas las actividades propias de esa etapa de la vida. El aludía a la necesidad de un polideportivo, una sociedad de cultura y recreo o a un centro parroquial. Y concluía: “Si queremos educar integralmente y que las horas de ocio sean formativas hemos de empezar por esto y pronto. Los jóvenes deben ser los primeros en esta gran obra a realizar: el Doctoral del futuro”.

Y para rematar esta inquietud en el año 1969, el histórico Club de Lucha Unión Sardina va a tener su sede en Doctoral, localidad donde celebraría sus bodas de plata frente al Unión Agüimes al que venció por 12-7 con puntales como Felipe González, rindiendo homenaje el club en ese evento a luchadores como Siso Díaz o el histórico Domingo Díaz.

Cucaña
Cucaña

Cucaña

Unión Sardina
Visita del Club de luchas del Unión Sardina a Tenerife

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s