Paciente de alzheimer a García Márquez

Hace algunos años que padezco alzheimer. Quizá hayan leído alguna vez que me he quejado a algunos políticos que por estos lares habitan reclamándoles algo de dignidad para mí y para muchos como yo, donde los recuerdos son solo sombras del presente y el pasado alguna casa a la que siempre queremos regresar.
Después de más de más de diez años con el ladrón de recuerdos a mi lado la vida no ha hecho más que empeorar. Y los que me rodean, aún con todo el cariño que son capaces de darme, hay ocasiones en las que les fallan las fuerzas. Sin ayudas, sin compresión. Y el tiempo pasa, y, cuanto más jodido estoy, menos interés tienen por mí esos que se tiran los trastos a la cabeza hablando en mi nombre de leyes de dependencia que solo te ayudan a morir peor.
Me he quejado a Rajoy, a la Ana Mato, a Paulino Rivero y a su consejera Inés Rojas, que dicen es la encargada de arreglar esto. Pues algo incompetente si que tiene que ser, pues cuánto peor me encuentro, más mal me tratan. Entre los recortes de unos, y la incompetencia de los otros, resulta que poco a poco vamos muriendo sin que a nadie le importe nuestro sufrimiento y el de nuestras familias. Mientras, ustedes, alejados de la dura realidad,(nunca estuvieron cerca) prefieren hablar de la gran economía, de Europa, o enriquecerse entre corruptos a costa de nuestro dinero. Me da la impresión de que ese sistema al que toda la vida he estado aportando con mi trabajo y del que al final de mis días iba a ser beneficiario, más pareciera que ahora soy un simple asegurado que tiene que pagar por sus medicinas carísimas, por sus pañales, por sus batidos proteicos y todo para que sus amigos de las farmacéuticas sigan engordando sus cuentas de resultados.
Y hoy el ladrón de los recuerdos, que también visita a los grandes creadores de historias, se ha llevado al genio de Gabriel García Márquez. Afortunadamente, el ladrón llegó cuando las historias estaban a buen recaudo, y los Aureliano Buendía y toda la saga creada, permanecerán vivas en las memorias de muchas generaciones. Sé que ahora, los que en vida criticaban su cercanía a los más pobres de la tierra le rendirán homenajes y no se les caerá la cara de vergüenza.
Ojalá Gabriel, que tu memoria sirva para no olvidar a los que ya no recuerdan. Quizá algún día Melquiades aparezca con la pócima mágica para solucionar la enfermedad del olvido. Ese día, los que todavía nos gobiernan huirán despavoridos.

Dependientes gobernados por miserables en Canarias

dependencia, alzheimer

Los dependientes, mejor muertos. Es lo que debe pensar Paulino Rivero, presidente del Gobierno de Canarias e Inés Rojas, consejera de Bienestar Social (¿bienestar?).

Ayer, 8 de julio,  me dirigí  a las dependencias que la Consejería de Bienestar Social tiene en la Calle Tomás Morales en Las Palmas de Gran Canaria. Haré un poco de historia. Mi padre es un enfermo de Alzheimer desde hace nueve años. Tiene reconocido el nivel 2 de dependencia desde junio de 2009. Desde el año 2009 y hasta febrero de 2012 estuvo en el Centro de Alzheimer Juan Alvarado de Santa Lucía de Tirajana. En esa fecha y mediante un decreto de la alcaldía se le da de baja de ese centro al considerar que las condiciones del paciente habían empeorado. Y a partir de ahí el limbo, el infierno, el caos, la nada.

En el mes de marzo de 2012 se le comunica al Gobierno de Canarias que mi padre ya no va a acudir al centro de día. Se le solicita al Gobierno un nuevo tipo de ayuda y una revisión de grado dado que según el centro de día, el médico y la familia la situación había empeorado y si la situación del enfermo empeora necesitaremos más atención, más ayuda. Pues no.

En noviembre de 2012 nada había cambiado. Exijo hablar con algún responsable. Me pasan con algún “responsable” que promete una visita inmediata al domicilio familiar. Se produce esa visita en diciembre de 2012. Se ve al enfermo, se pregunta a la familia y todo parece indicar que la situación está peor, algo por otra parte lógico en enfermos de Alzheimer, cuya situación es un continuo deterioro. Desde diciembre de 2012 hasta julio de 2013, sin noticias.

Y aquí me tienen el 8 de julio de 2013 de nuevo en la Consejería de Bienestar Social. Allí ves entrar y sobre todo salir a personas con cabeza gacha al finalizar sus trámites. Más pareciera aquello un parapeto de funcionarios para contener a la marea de dependientes indefensos. Me atiende una funcionaria que ve que en su ordenador nada se mueve. Va al interior a preguntar y regresa para decir que aún no ha terminado el proceso de evaluación para cambiar el grado ¡ después de 16 meses! Cuando requiero más información me dice que ella es solo “informadora”.  Te desesperas.

Ya solo me queda el derecho al pataleo. Presento instancia para solicitar ver a un responsable y allí queda ¿tardarán un año en llamarme? Presento otra instancia solicitando se resuelva ya la valoración. Y allí queda.

Señor Paulino Rivero. Señora  Inés Rojas. Canarias es la comunidad que peor atiende a sus dependientes desde hace mucho tiempo (incluso antes de la crisis). Si ustedes no saben dónde están las prioridades en Canarias ¿por qué no se van?  Si la Consejería de Bienestar Social no sirve para atender a los desesperados de Canarias ¿por qué no se van? Si 20 años de gobierno de Coalición Canaria no han servido para que Canarias sea una tierra donde sus habitantes puedan vivir dignamente ¿qué diablos hacen en sus puestos?  Muy probablemente y como dije al principio son ustedes de la opinión de q    ue el tiempo todo lo cura y que muy probablemente el problema de la dependencia un día u otro acabará. Y que los dependientes nunca más serán un problema. Unos años de miseria y la muerte, que les aliviará el sufrimiento. Y entonces sí que descansarán en paz, tal y como ustedes lo habían proyectado.

¡Que se jodan los pobres de Canarias!

  1. ¡Que se jodan los pobres de Canarias!  Ese parece haber sido el acuerdo del Parlamento
    de Canarias la pasada semana. Ante la propuesta de elaborar y poner en marcha
    un plan de choque contra la pobreza y la exclusión social para que “la
    gente pueda comer, pagar el agua o la luz” los grupos que apoyan al
    Gobierno de Canarias decidieron rechazarla. Les ha dado igual que Canarias
    tenga la tasa de pobreza más alta de España. Total, han debido pensar, estamos
    aquí para jugar, para jugar con las vidas de las cerca de 350.000 personas
    (cerca del 20% de la población) que no tiene dinero para afrontar gastos
    imprevistos. Han debido pensar estos políticos en extinción que lo suyo es
    hacer cálculo y rentabilidad electoral y que, ellos defienden mejor a los
    pobres allá donde no gobiernan. Mucha más sencillo y más vergonzoso.

    Hace unos meses debatían en el Parlamento Español sobre la
    pobreza en Canarias. Y claro, allí los partidos gobernantes en Canarias sí que
    eran reivindicativos y lloraban por los ciudadanos de Canarias. Lágrimas de
    cocodrilo, claro, porque cuando y donde  tienen la oportunidad de tomar decisiones
    prefieren hacer caso a las políticas de recortes, a Rajoy, a la troika, a los
    bancos. A todos, menos a los ciudadanos que les votan y que es para quienes
    trabajan.

    El tiempo de los políticos que trabajan contra los intereses
    de su pueblo se está acabando. Cualquier día, cualquier marea les arrastrará y
    dejará espacio para hacer política de otra manera, con formas más cercanas,
    ancladas en la realidad. Que no nos cambien el lenguaje con sus mentirosas explicaciones.
    Se les agotó el tiempo. Casi nadie les cree. Nos están haciendo retroceder 30
    años. Hacia la pobreza. Hacia los recortes de derechos. Hacia el limbo de la
    dependencia.  A vivir en la calle con
    desahucios que no atienden a las lágrimas de los más débiles.

    Decía Enrique Bethencourt en un tuit que reproduzco más
    abajo que los partidos gobernantes en Canarias “están muy felices por el bajo
    déficit. ¿Qué festejan? ¿Menos Sanidad y Educación?¿Más listas de espera, paro
    y pobreza?” Pues sí, amigo, parece que ese es el objetivo. Complacer a los
    poderes financieros para que ellos puedan cobrar y abandonar a su suerte y a la
    más absoluta miseria a los que vivimos en esta tierra.

    Merecen estos políticos de profesión que comencemos la
    cuenta atrás para decirles  “que cojan la
    maleta” y que nunca regresen.

  2. Acúdase al enlace al estudio del Instituto Nacional de Estadística para comparar datos
  3. 112.000 niños, el 29,7% de los menores de 18 años, viven bajo el umbral de pobreza en Canarias bit.ly/V2y1tx #losniñoscuentan
  4. En Madrid

  5. CC denuncia que Rajoy ha sumido a toda la población en la “desesperanza” con más pobreza y menos derechos europapress.es/islas-canari… #20NFraudePP
  6. Vídeo de mi intervención de esta mañana en la que denuncio que los PGE condenan a Canarias a más pobreza youtube.com/watch?v=oyt7bFe…
  7. En Canarias
  8. El PP vota en contra del plan contra la pobreza en Madrid y a favor aquí ,PSOE y CC votan en contra aquí y a favor n Madrid. Muy coherente..
  9. Votan a favor de esta propuesta en el Cabildo y la rechazan en el Parlamento.Incoherencias que no se pueden entender. diariodeavisos.com/plan-con…
  10. @abresesion fotografió bancada d gobierno canario durante debate Plan contra pobreza: http://pic.twitter.com/kqY4EC815y estaban interesadísmos
  11. Reacciones

  12. Indignante actitud del gobierno de canarias ante el gravísimo problema de la pobreza en Canarias youtu.be/Mk9H4H-556k
  13. Gente buscando comida en la basura; una mujer que se desmaya por hambre…y el Parlamento de Canarias rechaza un Plan contra la Pobreza.
  14. Los Colegios de Trabajo Social de Canarias muestran su “enorme decepción” por el rechazo del plan contra la pobreza 20minutos.es/noticia/174382…
  15. Cáritas Canarias considera un insulto el rechazo de CC y PSC al plan del choque contra la pobreza j.mp/YU4sjw
  16. PSOE-CC, felices por bajo déficit de Canarias¿Qué festejan?¿Menos Sanidad y Educación?¿Más listas de espera, paro y pobreza?

Paciente de #Alzheimer a #PaulinoRivero, presidente de #Canarias

Sr. Presidente: Hace unos meses escribía a la ministra de Sanidad y le contaba lo difícil que se me estaba poniendo la vida con el invento ese de repagar las medicinas o simple y llanamente con tener que asumir íntegramente el coste de medicamentos esenciales para mí o le recordaba que, en ese momento no recibía ningún tipo de ayuda, a pesar de estar diagnosticado por la ley de dependencia en grado 2 nivel 2. Eso fue hace 6 años, lo del grado. Ahora ni le cuento. Vamos, que soy casi de los peorcitos.

Sr. Presidente, ¡qué poco hemos cambiado! ¡Como ha empeorado mi vida y mi salud! Cada día que pasa estoy más torpe y sé hacer ya, muy poquitas cosas. No obstante, me cuidan un poquito aunque sé que transitaré sin rumbo y sin dirección, sin recuerdos aunque con afecto. Mucho afecto.

Pero Sr. Presidente: ¿Cuándo hará algo para mejorar los días que me quedan por vivir? Los míos y los de otros muchos como yo. Para vivir dignamente, claro. Parece, según los últimos informes publicados por el Observatorio de la Dependencia, que Canarias es una de las comunidades que está desmantelando la Ley de Dependencia con la inestimable ayuda del Gobierno Español presidido por Rajoy. Y a usted, a su labor, le dan un suspenso, con calificación de muy deficiente, por “ no aplicar las prestaciones y servicios” que la Ley de Dependencia contempla, “poniendo a sus ciudadanos y ciudadanas en una situación de desprotección frente al resto en una materia de protección social tan básica”. Y yo lo siento en mis carnes y en mi dichosa cabeza.

Hasta hace un año era atendido en un centro de día. Pero, el dichoso ladrón de recuerdos, hizo que ya no supiera ni lo más elemental: ir al baño, comer, bañarme. Y me mandaron a casa. Y aquí estoy todavía. Sin ayuda. Solo en casa. Viendo pasar los días. Sin recuerdos. Esperando.

Según este estudio, yo soy uno de los tantos dependientes que está en el limbo. Sí, una persona que tiene derecho a atención pero que no la recibe. Usted me dirá que no es así. Que han venido a hacer una encuesta a casa. ¡Ay, cuantas encuestas y qué pocas resoluciones! Usted me dirá que no es su problema. Que es el cabildo  quien ahora lleva todos los asuntos de residencias de mayores. ¡Pero yo lo sufro en mis huesos! Dese prisa Don Paulino que más del 50% de los dependientes de Canarias estamos en el limbo. ¿Qué nos queda para llegar al infierno?

¿Y qué hago Sr. Rivero? Cada día que pasa estoy peor. Cada día necesito más ayuda. Necesito que me acompañen las 24 horas del día. Y ya casi no dejo respirar a mi familia. Necesito que me acompañen cuando me despierto, que me bañen, que me vistan, que me pongan de comer. Y así, siempre necesito la compañía de alguien para todas mis actividades desde que me levanto hasta que me acuesto. Y sí, son mis hijos. Pero yo sé que están cansados. Cansados porque me cuidan después de su jornada de trabajo. No sé si usted se lo imagina. Pero yo doy mucho la lata. Porque, digo yo, ¿usted Sr. Rivero no será de los que piensan que los viejos tenemos que morirnos rapidito?

No contribuya a desmantelar la ley de dependencia. No nos engañe cuando dice en su blog que “ a diferencia de lo que está ocurriendo en Madrid, Castilla-La Mancha o Cataluña, donde se cierran o privatizan hospitales o se deteriora la educación pública- hemos colocado la defensa de esos servicios públicos en lo más alto de nuestra agenda, convirtiendo su defensa en un compromiso ineludible.” Palabras. Palabras. Ni yo ni otros muchos dependientes hemos notado que nos defienda. No sea usted uno más de esos neoliberales sin sentimientos ni corazón. Simplemente, trátenos como personas y pongan en orden sus prioridades. Yo, en su caso, y después de tanto suspenso, habría agachado la cabeza y me hubiese ido a casa. Cuando uno no sirve para servir a los que más lo necesitan, debería  arrimarse a un lado y dejar a otros que nos puedan devolver algo de esperanza, siquiera sea por unos días, meses. Quizá años.

Como ya le dije a la ministra Ana Mato, estoy un poco preocupado por los que pueden estar peor que yo y dejarán de tomar medicina por no poder pagar, o no tienen para comer o tienen que compartir su mísera pensión con el resto de su familia en paro. Bueno, Sr. Rivero espero no haberme olvidado de nada. Y usted, si sigue de Presidente de Canarias, no olvide a los olvidados, a los más pobres, a los dependientes, a los que pierden su casa, a los marginados. Ah! Y no pido limosna ni caridad. Simplemente, justicia.

Yo sé que olvido, pero a pesar de todo, muchos me tienen en su memoria. Y así poco a poco, haremos camino hasta que un buen día, en Canarias, los dependientes también lleguemos a la categoría de personas.

Disfrute de su mandato. Y si no puede más o no sabe, dimita.

Artículo publicado en Bottup.com

 

#14N A la huelga general, por dignidad

Suena estos días entre los amigos y compañeros la pregunta de si irás o no a la huelga general. Antes de contestar muchos aprovechan para criticar a los sindicatos que dicen “han estado vendidos” o muchos otros te alegan que no podrán ir porque perderán el trabajo, su jefe se lo tendrá en cuenta y argumentos que en el contexto actual uno quizá podría entender, pues la presión  sobre la sociedad en general, es actualmente asfixiante, para evitar que el poder sufra las consecuencias de un día de huelga.

Yo si estaré en la huelga general. Por dignidad. Porque debemos evitar que el futuro para muchos de los nuestros no exista. Y por los que sufren esta maldita crisis: los desahuciados, los parados, los dependientes, y por todos aquellos que muy pronto van a estar en situación de marginalidad social.

Ya sé que fastidia que nos puedan descontar algo ( a los que todavía trabajamos), pero ¿acaso no hemos perdido ya bastante por no hacer nada? Pagas extras que no vendrán, despidos masivos, gente sin casa (casas sin gente), bancos que se llevan nuestro dinero.

Tenemos que parar. Tenemos que hacer que tiemblen los cimientos de un estado insensible a los más pobres. Tenemos que poner en la calle a los que nos están robando la sanidad y la escuela  pública para dársela a las empresas privadas (de las que ellos son accionistas).

Así que si puedes, sal a la calle, grita, exterioriza tus cabreos. No lo hagas por ti. Hazlo por los que no pueden salir: por los viejos que no podemos cuidar, por los niños que no podrán ir a una escuela digna, por los hijos que no se podrán pagar una universidad, por los que tendrán que emigrar  porque aquí no tienen futuro. Díselo al PP. Díselo al PSOE. Díselo a Coalición Canaria. Grítale a Rajoy. Grítale a Rubalcaba. Grítale a Paulino Rivero (un hombre sin corazón, según las últimas noticias).

Por eso, y por muchísimas cosas más YO VOY A LA HUELGA GENERAL.  Si quieres y puedes nos vemos en la calle, esa calle que entre todos una vez más vamos a ganar. Allí nos vemos.

30 de mayo: Nada que celebrar en Canarias

El 30 de mayo es el día recogido en el calendario para celebrar el día de Canarias. Es esta una fecha que, sobre todo con el apoyo de la propaganda institucional, la televisión partidista de Coalición Canaria y las escuelas primarias e institutos de secundaria había empezado a tener cierto eco en la ciudadanía, no tanto por el hecho de que nos sintiéramos diferentes al resto de los humanos, sino porque se había logrado una cierta aproximación al conocimiento de nuestra cultura e idiosincracia. No obstante todo ello, la clase política aprovechaba el momento para arañar unos cuantos votos, celebrar el festejo institucional entre las élites políticas y culturales en los dos auditorios de las islas capitalinas, y al resto del pueblo, pues eso, unas isas y unas folías, algo de mojo y papas arrugadas y, tras, la barriguita llena y el corazón contento, pues a la rutina y vuelta al trabajo, si lo tenías.

El pasado año (2011) el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, aludía en su discurso institucional a que “los tiempos exigen rescatar ciudadanos que acampan en el desánimo” en clara alusión a las acampadas que en aquel momento tenían lugar en todo el Estado español y en Canarias en particular. En todo caso, era un rescate envenenado que pretendía abortar las protestas ciudadanas.
Y después de un año, ¿qué? Sí, se han producido rescates: de bancos, de directivos encausados e indultados, de políticos que no pagan sus culpas, etc., sin rescatar a los que verdaderamente lo están necesitando: los parados (Canarias está casi a la cabeza en número de parados), a los que han perdido sus casas por deber unos pocos euros a bancos que luego piden lo que no está en los escritos, a los dependientes a los que rara vez les llega la ayuda, o a nuestros ancianos enfermos a los que se les procura dar una patada para que mueran indignamente en sus casas y no en el hospital.

Todo esto me lleva a decir que este 30 de mayo Canarias no tiene nada que celebrar. Los parados continúan su ascenso imparable, la sanidad y la educación han sufrido recortes que nos han hecho retroceder cerca de 30 años, a instancias de Rajoy y aplicados en toda su crudeza por el Gobierno de Coalición Canaria-Partido Socialista, que en definitiva, terminan haciendo aquello que dicen rechazar. Igualmente, Canarias ha tenido que soportar la llegada de un ministro al Gobierno de Rajoy, el Sr. Soria, que prácticamente se ha convertido en el enemigo público número 1 de Canarias, con torpes decisiones que afectan gravemente a esta tierra: las prospecciones petrolíferas dejadas en manos de la multinacional Repsol, el abandono de las energías renovables o la vuelta atrás con la presentación del certificado de empadronamiento cada vez que queramos viajar, que para eso somos una colonia.

Total, que entre los unos y los otros nos han ido poquito a poco machacando, literalmente, con subidas de IGIC, rebajas de sueldo y reformas y más reformas para que al final estas islas pueden ser puestas en manos del mejor postor (quien sabe, como más de una vez se ha rumoreado, si estas islas pueden ser lugar ideal para una base militar con la que atacar a nuestros vecinos africanos).
En fin, que yo este año no tengo nada que celebrar. Nuestros políticos no se han dignado tener ni siquiera un gesto con los más necesitados en forma de bajada de sueldo, rescatando a una familia de un desahucio, en definitiva, que las personas poco importan en sus mensajes. Y si esto es así, ¿por qué tengo que bailar al son del timple con Paulino Rivero y su parranda? Pensándolo mejor, me voy a poner una camisa negra y a todo aquel que pregunte le diré que ese día 30 de mayo, Canarias no tiene nada que celebrar y que, si me apuras, aprovecharé algún acto oficial para con algún silbido (gomero) mandar un mensaje a esa casta política que se ha quedado muy alejada de los intereses ciudadanos. Así que, Canarias tendrá que esperar a que se produzca un cambio real para empezar nuestras celebraciones.

Fuente: http://forum.bottup.com/201205278434/Nodo-libre/30-de-mayo-nada-que-celebrar-en-canarias.html#ixzz1wBO3isLz