Destacado

Se va el maestro, se queda el amigo

Video del acto

Amigas y amigos. Hoy para mí concluye una etapa. Dejo la escuela por llegar a la edad de jubilación y dejamos paso a las nuevas generaciones. Como dije en mis palabras de despedida a los compañeros “SE VA EL MAESTRO, SE QUEDA EL AMIGO”. Les dejo el video ( y las palabras escritas) como muestra de agradecimiento a los niños y niñas, padres, madres, compañeros y compañeras con los que tenido la suerte de disfrutar de una profesión a la que amamos. De verdad, de corazón, gracias a todas y a todos.
Muchas gracias al amigo y compañero Chema ( J.M. Moreno ), el profe de filosofía, con el que he tenido la suerte de compartir este día, ya que él también recibe el merecido disfrute de la jubilación. Gracias por el momento compartido. Un abrazo amigo.
Gracias al amigo Antonio Martos, profe del centro, por su ayuda inestimable en la grabación de este video. Un abrazo amigo.
Este fue el texto que leí:

Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidar es difícil para el que tiene corazón” . Gabriel García Márquez

Se va el maestro, se queda el amigo (idea de mi amiga Hanna)

Un buen día del año 1965 mis padres me levantaron de la cama y me dicen que a partir de ese momento cambiaba de escuela. Abandonaba un centro cercano a la casa donde vivía y empezaba una nueva aventura, unos kilómetros más lejos. Podría decir que aquella decisión posiblemente cambió mi vida y mi forma de ver el mundo.
La escuela toda era un espacio de sabiduría, con unas paredes totalmente escritas donde se daban cita el latín y el griego, el francés, las tablas de multiplicar o los símbolos químicos, tratando de encontrar un hueco en aquella pizarra que bordeaba toda el aula.
Estar en aquella escuela era “tener un propósito para cada día”; era tratar de mejorar nuestro vocabulario con el “suele y debe decirse”; era el destierro del bolígrafo en aras de la mejora de la letra a base de tintero y palillero.
Estar en aquella escuela era ver a un maestro ejemplo de sacrificio y entrega para sacar chiquillos adelante, en años donde el dinero de nuestras familias era más bien escaso.
Sin lugar a dudas, el paso por la escuela de Mario Vega Artiles en La Goleta (Agüimes), influyó y mucho en mi decisión posterior de ser algún día maestro, aunque solo fuera para emular lejanamente el amor que ese, mi maestro, le tenía a la enseñanza.
Y después de 38 años, aquí estamos. No sé si lo habremos conseguido pero, aún a pesar de las dificultades, hemos hecho el intento de que la vida también pudiera sonreír a las generaciones que he tenido la suerte de enseñar.
Por supuesto, era aquella una escuela de todos. Una escuela pública. Sí, una escuela pública en la que años más tarde, ya maestro, tuve la suerte de compartir ilusiones y trabajo con grupos de docentes amantes y defensores de La Escuela Pública. Y nos contagiamos del compromiso con una parte de la población que solo iba a tener esa oportunidad de enseñanza reglada en su vida. He creído en la enseñanza pública y la he defendido como trabajador y como padre, pues siempre pensamos en la familia que debíamos predicar con el ejemplo.
Debo mucho a una profesión que ha conseguido hacerme mejor persona, que me ha permitido acercarme a los más desfavorecidos a nivel económico, social o intelectual, y seguro que no sería el mismo sin todas esas experiencias gratificantes que mi alumnado me ha permitido vivir, no sería el mismo sin todo el cariño que he sentido de muchos niños y niñas, de muchas familias, de muchos compañeros y compañeras. Por todo ello, gracias.
Gracias a Castillo del Romeral donde tuve un efímero primer destino, de solo un año. Gracias, sobre todo, a la gente de Casa Pastores. Seguramente, habré sido el maestro más acomodado, pues me han tenido que aguantar durante 37 años. Aquí he estado cuando ha habido luz y cuando se hacía de noche. En tiempos difíciles y en la alegría de los buenos momentos. He visto pasar a muchas generaciones, a chicos y chicas que fueron y que hoy me envían a sus hijos e hijas. Gracias a los más chiquitillos, a los preescolares de aquel entonces, con los que fui muy feliz y a los más grandes, a los que, en ocasiones, había que frenar su ímpetu.
Gracias al Colegio de Primaria de Casa Pastores donde dejé muy buenos amigos y amigas.
Gracias al IES Santa Lucía que acogió a este maestro que llegaba algo perdido al mundo diferente de la Secundaria. El respeto y apoyo que me prestaron nunca lo olvidaré.
Gracias, como no, a mis chicas. Un lujo haber estado junto a Pilar, Yuly, Ángeles, Lidia, hoy algo lejos, con las que he recorrido un largo camino, así como a muchas otras, (este año Noemí ) cuyo paso ha sido más efímero. El apoyo de ustedes ha sido muy valioso. He sido el hombre más afortunado junto a unas mujeres maravillosas, valientes, que no se dejan intimidar fácilmente, defendiendo las ideas que creen correctas y justas e incluso, llegado el caso, diciendo no al poder que en ocasiones se quiere imponer. Ni un paso atrás amigas, ya saben que “el poder nunca abraza a los que pueden pensar”. Les voy a echar mucho de menos pero sepan que estaré cerca.
Gracias como no, a mi compañera Loli, ella sí que se ha dejado el alma y la vida en esta profesión. Gracias por compartir el camino. Gracias a mi hijo Pablo, por aguantar tantas charlas de maestros. Gracias por tanta ayuda, tiempo, comprensión, seguridad y cariño.
Amigas, amigos, compañeros, compañeras, chiquillos y chiquillas, les animo a seguir adelante, y a seguir defendiendo nuestra escuela pública. No corren buenos tiempos y los “malos” últimamente nos han quitado derechos que nos costaron muchos años de lucha. Pero habrá que seguir gritando, exigiendo, reclamando una escuela mejor y una sociedad más justa.
Así pues, ante los problemas, una sonrisa, luchen por lo que crean justo, que el miedo no les haga abandonar y traten poco a poco de hacer realidad sus sueños.
Sigue aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón.
¡Pero nunca te detengas! (Agnes Gonxha)

Besos y abrazos.

Anuncios

Aplausos al ganador, San Pedro Mártir

El pasado 29 de abril celebramos en el Teatro Víctor Jara de Vecindario, los 45 años de vida del C.D. San Pedro Mártir. Momento de emociones, de humor, de música, de alegría, de reencuentros, de sonrisas, de lágrimas…

Momentos donde el fútbol se convirtió en el nexo de unión con la amistad, la solidaridad y el trabajo en equipo. Se rindió homenaje y distinguió a los que han dejado muchas horas de su vida en este club.

Por todo ello, deseamos ¡Larga Vida al San Pedró Mártir!

Sirva como resumen de tantos años de vida, emociones y alegrías el poema escrito por Eva Batista Bordón y sigamos como ella dice “dando un chute a la vida, un gol a la constancia y un regate a la perseverancia”

 

Acompaño con algunas fotos del acto.(Disculpas por la calidad de algunas fotos)

 

APLAUSOS AL GANADOR

Hoy quise aunar recuerdos

de principios, de inicios

pues fui calle sin asfaltar

ni aceras por donde caminar

ni refugio donde resguardar

del fuerte viento reinar.

Por luz, una vela alumbrar

por agua, al pozo sacar

y de la zafra

de la zafra alimentar.

De otros municipios llegan

de otros lugares se quedan

en cuarterías se hospedan

entre el verdor de las tomateras

entre surcos y cantoneras.

El sacho por bandera

la hoce, el delantal, la pamela

siegas hierba, viras tornas

montas latadas, atas la plantada.

Y al descampado una mirada

quedan piedras que mondar

queda sitios que allanar

el partido hay que jugar.

Y un club se hace presente

con valor, con voluntad

con entusiasmo, con libertad

San Pedro Mártir se hace llamar

en Doctoral su lugar.

Y ahí nace una cantera

y ahí nace una afición

diablillos rojos son

carácter, coraje y ambición.

Del trabajo su empeño

del compañero, amistad

con el rival compartir

con el juego sentir.

Y perseveran en la tarea

de mantener el Club en vereda

paciencia, amor, tesón

ahínco firmeza e ilusión.

Ahora pisas el verde césped

ahora la grada resuena

y te haces fuerte

y te haces gente

del benjamín al preferente

del guardián al presidente.

Tus metas están conquistadas

tus medallas están ganadas

por dar un chute a la vida

un gol a la constancia

y un regate a la perseverancia.

 

 

45 años en una exposición #sanpedromártir

La celebración de los actos del 45 aniversario del C.D. San Pedro Mártir está llegando a su momento culminante.

Durante la presente semana van a tener lugar dos actos muy importantes: 1) Inauguración de la exposición de fotografía que recoge 45 años de la vida de este club.

Será el  miércoles día 19 de Abril a las 19:30 horasLugar: Sede del Club Deportivo San Pedro Mártir
Calle Cucaña, 2. Junto al Campo Municipal de Doctoral.
Santa Lucía de Tirajana.

2)El C.D. San Pedro Mártir ha sido invitado a pregonar las fiestas del Doctoral de este año. Será el Sábado 22 de Abril a las 21 horas en la plaza de Doctoral. Será el momento de contar los momentos más emotivos de la historia de Doctoral y de este club. ¡Allí estaremos!

3) Acto en el Teatro Víctor Jara de Vecindario. Será el Sábado 29 de Abril a las 19:00 horas y será un acto de reconocimiento a los que han dejado huella en el club, salpicado con música, humor y muchas sorpresas.

¡Les esperamos!

LLega el Teleclub. Nace un equipo

Y el Teleclub llegó

Y ese año de 1970 sería muy fructífero para el Doctoral. El ansiado Teleclub, que se venía gestando desde hacía unos años para que sirviera como punto de encuentro de actividades recreativas y culturales va a ver la luz. Sería inaugurado con la asistencia del alcalde Sánchez Araña, el párroco de Vecindario, Pedro Sánchez, miembros de la corporación municipal y maestros del Doctoral. En ese acto se puso de manifiesto “la inquietud que siempre habían sentido los jóvenes de Doctoral por lograr una formación integral y de la mejora de su pueblo”. El acto de inauguración del Teleclub sería cerrado con un baile amenizado por “Los Diablos Verdes”.

Y nació el San Pedro Mártir

El día 18 de noviembre de 1972 quedaría inscrito en la Federación de Fútbol de Las Palmas el Club Deportivo San Pedro Mártir, siendo el primer presidente Manuel Guedes, que llevaría su mandato hasta 1975, y como secretario Juan Cansio García. Había cuajado la idea de promover una organización deportiva para el barrio y para los jóvenes, todo un reto en una época en la que hacer reuniones era todo un desafío para las autoridades que, bajo la dictadura, gobernaban al país con dureza extrema.

Se crea un equipo. Pero no tenemos un campo donde jugar. Y entra en juego un nuevo poder. No todo era política. También las autoridades religiosas, en este caso, el cura, tenían mucho poder. Y Don Pedro Sánchez, el párroco de la iglesia de San Rafael pone en marcha sus influencias.

Y es que la iglesia tenía también un poder terrenal. Don Pedro Sánchez mueve sus hilos para que mandaran los tractores y camiones del Conde de la Vega Grande, siendo de destacar el papel jugado por Antoñito Medina, encargado de obras del Conde de la Vega Grande, que propició la traída de materiales y tractores con la intención de hacer un campo de fútbol. Con el oportuno movimiento de tierras aparece un terreno de juego junto a las cuarterías de D. Bruno Naranjo. Y poco a poco, entre la pobreza reinante, los jóvenes de Doctoral empiezan a contar con un recinto para la práctica del fútbol.

Ya en el año 1982, se inauguraría por todo lo alto el nuevo campo de fútbol de Doctoral, en plenas fiestas de San Pedro Mártir, con un torneo de fútbol de veteranos. Iglesia y Club de Fútbol, con frecuencia, se dieron la mano, colaborando en muchas ocasiones.

Inicialmente el C.D. San Pedro Mártir se nutre de jugadores infantiles y juveniles, siendo uno de los equipos punteros de la época y campeón en varias ocasiones en categoría juvenil de la zona sur.

Entre los años 1977-1980 el C.D. San Pedro Mártir y la U.D. Vecindario realizaron un acuerdo de colaboración, en que el Club San Pedro Mártir pasaría a ser filial de la U.D. Vecindario, siendo una época muy fructífera para ambos clubs, consiguiendo la U.D. Vecindario ascender desde la 3ª Regional hasta la 1ª Regional, consolidando la categoría y nutriéndose durante varios años con jugadores procedentes del Club Deportivo San Pedro Mártir. Una auténtica pena que esa unión no fuese más duradera en el tiempo.

En esas fechas, ya los éxitos de nuestro equipo eran relevantes, y así al finalizar la temporada 1979/80 la junta directiva del club, para premiar la labor de los juveniles, según podía leerse “ha organizado un baile homenaje a toda la plantilla, a celebrar el 25 de abril, a partir de las 10 de la noche. Dicho acto consistirá en una verbena con el conjunto “Los Diamantes y su Bandurria” en los salones del club”.

Con el paso de los años el San Pedro Mártir se iría consolidando como una plataforma muy importante para el barrio de Doctoral, donde además de fútbol, se impartía clases a los jóvenes del barrio, se organizaban actividades culturales, y se consolidaban grupos de teatro y música como muestra de expresión artística.

En el año 1993, junto al campo municipal de Doctoral se construiría la sede social del club, inaugurándose en 1994.

Y como más significativo en cuanto a éxito deportivo, en la temporada 2010/2011 se produce el ascenso del equipo a Tercera División, todo un hito para un equipo modesto y que escribía con letras de oro su éxito en el fútbol de Gran Canaria.

 

Datos para la historia

El equipo

18 de noviembre de 1972: Creación del C.D. San Pedro Mártir:

1977: Primer ascenso juvenil San Pedro Mártir

1979: Creación del Regional del C.D. San Pedro Mártir

1981: Ascenso a Primera Regional, con el entrenador Amado Matos

2000: S. Pedro Mártir participa con su cadena de fútbol base en el Mundialito

2007/2008: Ascenso a Categoría Preferente

2010-2011: Ascenso a 3ª División

2016: Ascenso del Juvenil a la Liga Nacional

Y la historia continúa…

Los presidentes

1972-1975: Manuel Guedes Bordón

1975-1980: Juan García Almeida

1980-1984: Ramón Alemán Bordón

1984-1986: José Luis Medina Sánchez

1986-1990: Juan Luján Díaz

1991-2005: José Sánchez Sánchez

2005-2009: Francisco González González

2010-2015: Marcos Oliverio Sánchez Peña

2016- Hasta la actualidad: José Pérez Mejías

45 años de historia San Pedro Mártir: fútbol entre cañas y tomates (4)

El Doctoral también juega

En esos años 60 muchos aparceros se empiezan a asentar en la zona de Doctoral, más concretamente en lo que sería conocida como Cercados Jiménez, propiciando que se creara la necesidad de una escuela, lo que es hoy el C.P. Ansite, inaugurado en el año 1968. Sería uno de los profesores destinados a este centro, Don Juan Martín, el que empieza a organizar a los jóvenes de esta zona, dando forma a un equipo de fútbol, que en aquel momento fue bautizado como Doctoral Atlético, que posteriormente participaría en las competiciones de fútbol aficionado de la zona sur de la isla. La llegada y creación del C.D. San Pedro Mártir estaba muy próxima.

De los inicios de aquel Doctoral Atlético y recurriendo a periódicos de la época podemos entresacar el himno que aquel equipo llevaba por los campos, un himno compuesto por el entonces joven Salvador Santana:

Somos jóvenes alegres

Y nos sobra voluntad

Y en unión hemos formado

El Atlético Doctoral.

Con bravura y valentía

Salimos siempre a jugar

Dejando en todos los campos

El rostro de la amistad

¡Doctoral, Doctoral, Doctoral!

……………………………….

En el año 1970 podía leerse en los periódicos de la época lo siguiente: “Doctoral es un barrio que crece a gran velocidad, que se prolonga y que se hace grande. Hacia 1960, -solo diez años atrás- se le conocía como un rincón muy bonito junto al Barranco de Tirajana. Comenzó entonces la inmigración de las gentes que iban al Sur para encontrar un trabajo mejor y bien remunerado. Esos visitantes que posteriormente fabricaron su vivienda, quedaron ya definitivamente vinculados a Doctoral, formando parte de su población activa.” Y el artículo más adelante concluía: “Que ya Doctoral tiene aspecto de gran urbe y debe preocuparse por mostrar al visitante las mejores condiciones. …. En Doctoral hace falta una iglesia y un club para que así todos unidos nos conozcamos más, unirnos como debe ser y hacer del barrio una hermandad”.

En ese año de 1970 los jóvenes inquietos y ávidos de cultura suspiraban por la necesidad de tener espacios de encuentro para dar a conocer sus iniciativas. Tenemos noticias de la puesta en escena de la obra “El Inocente” de Salvador Santana que ya empezaba a ser conocido por sus andanzas musicales y ahora como autor teatral. A él se unirían los intérpretes Diego Guedes, Loli Arbelo, Nivaria Rivero, Juan García, Celia Arbelo, o José Arbelo.

Empieza a ser unánime la necesidad de un Teleclub donde reunirse (los teleclubs eran los centros culturales que se ofrecían en la época). Se comienzan las gestiones, se recaban fondos. Ya en esa época, el maestro Juan Martín, hablaba en la prensa de la falta de lugares apropiados para desarrollar todas las actividades propias de esa etapa de la vida. El aludía a la necesidad de un polideportivo, una sociedad de cultura y recreo o a un centro parroquial. Y concluía: “Si queremos educar integralmente y que las horas de ocio sean formativas hemos de empezar por esto y pronto. Los jóvenes deben ser los primeros en esta gran obra a realizar: el Doctoral del futuro”.

Y para rematar esta inquietud en el año 1969, el histórico Club de Lucha Unión Sardina va a tener su sede en Doctoral, localidad donde celebraría sus bodas de plata frente al Unión Agüimes al que venció por 12-7 con puntales como Felipe González, rindiendo homenaje el club en ese evento a luchadores como Siso Díaz o el histórico Domingo Díaz.

Cucaña
Cucaña

Cucaña

Unión Sardina
Visita del Club de luchas del Unión Sardina a Tenerife